El pádel es probablemente el deporte que está viviendo el momento más dulce. El número de pistas de pádel disponibles no deja de crecer, cada semana tenemos a nuestro alcance torneos y competiciones donde poner a prueba nuestras habilidades, clases de pádel en casi todos los clubes y, como no puede ser de otra forma, la creciente oferta de productos deportivos hace las delicias de los practicantes.

La evolución del pádel no es casualidad, jugar al pádel engancha y una muestra más de ello es que año tras año el número de licencias deportivas de pádel sigue creciendo.

  • El pádel es un deporte social. En términos generales, requiere de 4 jugadores. Es un número de jugadores ideal que permite interaccionar con todos los compañeros, sin que sea un número elevado que genere problemas para reunirlos.
  • El pádel es un deporte para todos. Para los nuevos practicantes no es complicado iniciarse, hasta ciertos niveles, no se requiere de grandes cualidades físicas, ni habilidades técnicas.
  • En pocas palabras, jugar al pádel es divertido.
Palas de pádel
Pistas de pádel
Reglas del pádel

¿Por qué jugar al pádel?

Los beneficios para la salud, como los de cualquier deporte, deberían animarte, pero por si no fueran suficientes, te contamos las razones por las que deberías lanzarte ya a jugar al pádel:

  • Beneficios físicos:
    1. La práctica deportiva mejora tu forma física y favorece el bienestar. Es el mejor antídoto para luchar contra los efectos negativos que supone el paso del tiempo y el envejecimiento.
    2. Jugar a pádel, te mantiene activo y ayuda a mejorar el sistema cardiopulmonar lo que reduce la sensación de fatiga e incrementa la oxígeno que llega hasta el cerebro.
    3. Disfrutar activamente del pádel, junto con una dieta equilibrada, te ayuda a mantener el peso corporal, aumentar el tono y la fuerza muscular. Además de regular la presión arterial.
    4. Jugar a pádel te ayuda a mejorar la flexibilidad y la coordinación de movimientos.
    5. El pádel, te obliga a estar atento en todo momento, lo que mejora los reflejos.
  • Beneficios emocionales:
    1. Realizar deporte reduce las probabilidades de sufrir enfermedades como la depresión. No existe mejor remedio para hacer frente a la tristeza que activarte y practicar actividad física.
    2. Jugar al pádel rebaja la tensión y reduce el estrés.
    3. Te mantiene motivado. Jugar partidos permite poner a prueba tus habilidades, ir superando tus objetivos y rompiendo barreras.

  • La curva de aprendizaje permite que el pádel esté al alcance de todos. Con poco tiempo practicando puedes defenderte y disfrutar de los partidos.
  • Amplia nuestro círculo de relaciones sociales, lo que nos hace sentir socialmente integrados.