La pala de pádel es, probablemente, el elemento más importante para jugar a pádel. En esta página encontrarás información para elegir tu pala de pádel, reviews de palas y consejos sobre los mejores materiales.

Características de una pala de pádel

Destacamos 5 aspectos que definen el tipo de pala ante la que nos encontramos.

Punto dulce

El punto dulce de una pala de pádel es el punto o zona de la pala en el que la bola sale de la forma más óptima posible, es el punto ideal de golpe. En esta zona conseguiremos una mayor sensibilidad, control y salida de bola. Aunque podemos pensar que este punto es el centro de la pala y, en general estaremos en lo cierto, la realidad es que no es necesariamente así. Por ejemplo, en una pala con forma de diamante, el punto dulce tiende a situarse en la zona alta de la pala.

Control

El control es uno de las principales característica de una pala. Entendemos por control la facilidad para dirigir la bola hacia el punto deseado. Las palas de control destacan por tener un amplio punto dulce, es decir, una amplia zona de golpeo óptima. En general, este tipo de paletas de control son con forma redonda.

Potencia

La potencia de una pala se entiende como fuerza o pegada que imprime al golpear la bola. Principalmente influye en golpes agresivos, como el remate o golpes ofensivos. Cuando decimos que una pala tiene una alta potencia es porque nos resultará mucho más sencillo sacarla por tres metros.

Manejabilidad

La manejabilidad es la cualidad que mide lo fácil que nos resulta movernos por la pista con la pala. Como norma general, las raquetas con una forma redonda y un balance bajo, suelen tener una alta manejabilidad. Esto nos facilita llegar en mejores condiciones alas bolas más complicadas. En oposición una pala demasiado pesada tendrá una baja manejabilidad.

Balance

El balance de una pala de pádel es la distribución de pesos a lo largo del molde. Las palas «cabezonas», cuyo peso está ubicado principalmente en la parte alta de la pala, nos proporcionan un extra de potencia en golpes como el remate gracias al efecto palanca. En cambio las palas cuyo peso tiende hacia el puño, son palas mucho más manejables pero con menor potencia de golpeo.